Como proteger a nuestros hijos del acoso escolar o bulliying

Como proteger a nuestros hijos del acoso escolar o bulliying

Pensemos en la siguiente situación, José no quiere ir a la escuela, pero no solo esa mañana sino que realmente no desea ir más. Esta afectado desde hace meses cuando sus compañeros contaron mentiras sobre el.

Después de eso comenzaron sus compañeros (como suele ocurrir) a ponerle apodos , en algunas oportunidades algunos compañeros se tropiezan a propósito con el y le tiranos libros al suelo aparentando no tener la intención.

Otros le empujan por detrás y, cuando se voltea todos disimulan y eso ha sido solo el comienzo pues recientemente ha recibido una amenazada por mensaje. ¿Como debería de reaccionar José?

La situación parece ser, muy apremiante. ¿Cómo debería reaccionar José? Ante una situación de emergencia los cerrajeros de experiencia recomiendan mantener la calma y de esa forma no precipitarse y tomar buenas decisiones.

De manera parecida, José podría defenderse incluso sin dar un golpe, vamos a compartir algunas sugerencias que dan los especialistas en el tema, los padres pueden tomar nota de las mismas para fortalecer a sus hijos a lograr superarlo.

Algunas formas de acoso

 

Agresiones verbales: Muchas de las agresiones verbales pueden causar muchísimo daño, pueden sentirse despreciables y sin valor alguno las víctimas de estas agresiones.

Rechazo social: Algunos compañeros comienzan a excluir socialmente lo cual crea una situación de tensión a quien recibe este tipo de acoso.

Ciberacoso: Se puede arruinar una reputación e incluso la vida de una persona por este tipo de trato y exposición cruel, que suele hacerse con calumnias y verdades a media.

Medidas que podrían tomarse en conjunto

 

No le haga caso: Mantener la calma puede ser uno de los medios más eficientes para disuadir a los abusadores, aunque sea difícil si se conserva la calma o por lo menos no se proyecta inseguridad los acosadores no verán “emoción» en acosar.

No vengarse: Devolver mal por mal solo puede empeorar el escenario, otra sugerencia es evitar el problema siempre que sea posible se pudiera evitar a quienes puedan causar problemas  sobre todo cuando la situación es peligrosa.

Sorprender con la respuesta: hay un proverbio antiguo que dice “la respuesta cuando es apacible aparta la furia» algunos han preparado a sus hijos para que contesten al bulliying con sentido del humor.

Por ejemplo si alguien le dice: “Estas gordo” algunos contestando con naturalidad y buen humor han contestado “Si, la verdad es me vendría bien perder algunos kilitos» esto suele desorientar a quienes intentan acosar.

Marcharse: En caso de que se torne insostenible el acoso o sean varios una opción seria irse sin responder, pues refleja madurez, fortaleza y autocontrol.

Fortalecer la confianza de nuestros hijos: Los que suelen hacer bulliying suelen darse cuenta de quienes tienen poca confianza en sí mismos y no se defiendan o reaccionan. Muchos se tranquilizan si su hijo no deja que lo dominen.

Mantener las vías de comunicación abierta: Esta es la clave, de esa forma los padres pueden enterarse de que sucede y estar atentos a cualquier situación que ocurra. Cuando los hijos confían en sus padres pueden contarle esas cosas.

admin

error: Content is protected !!