Las primeras etapas de aprendizaje

Las primeras etapas de aprendizaje

¡Que rápido crecen los niños! Y es que realmente cuando una tarea es emocionante se vive mucho más rápido, y aunque la crianza de los hijo tiene retos los esfuerzos que se hagan sean bien recompensados.

Criar a los hijos es una tarea emocionante y compleja, como los cerrajeros expertos que tienen retos en sus trabajos pero que pueden resolverlos a medida que se presentan, de igual forma los padres pueden resolver con buenas herramientas los diferentes retos.

Una criatura recién nacida aprende un idioma complejo en tan solo dos años, simplemente de oírlo. Si oye dos idiomas, aprende los dos idiomas. Si son tres los que se hablan a su alrededor, aprende los tres.

 

Un hombre enseñó a sus hijos desde su tierna infancia cinco idiomas al mismo tiempo: japonés, italiano, alemán, francés e inglés. Una mujer crió a su hija donde se hablaban varios idiomas, y para cuando la niña tenía cinco años ya podía hablar con afluencia ocho idiomas.

 

A los adultos normalmente les resulta difícil aprender idiomas, pero para los niños es un proceso natural. El lenguaje es solo un ejemplo de las habilidades programadas genéticamente en el cerebro de la criatura.

 

Otras habilidades que los padres pueden ayudar a desarrollar

 

Las habilidades musicales y artísticas, la coordinación muscular, la necesidad de que las cosas tengan un significado y un propósito, la facultad de la conciencia y los valores morales, el altruismo y el amor.

 

En otras palabras, hay unas redes de neuronas establecidas genéticamente que han sido especialmente programadas de antemano para hacer posible el desarrollo de habilidades como las que se han mencionado y otras.

Sin embargo, hay que comprender que cuando uno nace esas habilidades simplemente están latentes; tan solo existe la capacidad, la predisposición a desarrollarlas.

Para que florezcan tiene que haber un incentivo exterior. Hay que poner en contacto al niño con las experiencias, el ambiente y los estudios necesarios para que todo lo que está latente en él llegue a convertirse en realidades.

Sigamos incentivando las habilidades de los niños

Y también existe un horario conveniente para que esos incentivos exteriores sean realmente eficaces, especialmente en el caso de los niños de tierna edad. Pero cuando el ambiente es bueno y el estímulo se aporta al tiempo oportuno, pueden suceder cosas sorprendentes.

El niño no solo puede aprender idiomas, sino también a tocar instrumentos musicales; es posible fomentar sus habilidades atléticas, educar su conciencia, lograr que responda al amor y colocar la base para la adoración verdadera.

Se puede lograr todo esto y muchísimo más cuando los padres siembran buenas semillas en el cerebro del niño y luego las riegan con amor, así que los padres pueden lograr muchísimo en las etapas iniciales para el desarrollo del niño.

En los planteles educativos también se puede lograr mucho estimular y desarrollar esas buenas habilidades y cualidades de los niños, es muy grato saber que hay muchos docentes con vocación y deseo de ayudar a sus estudiantes.

 

admin

error: Content is protected !!